Cómo Quitar Suspensión En Windows 10

En el sistema operativo Windows 10, la opción de suspensión puede resultar muy útil para ahorrar energía cuando no se está utilizando el sistema. Sin embargo, en ciertos casos, pueden surgir situaciones en las que quieras desactivar esta función y evitar que tu computadora entre en modo de suspensión. En este artículo, te enseñaremos cómo quitar la suspensión en Windows 10 y qué opciones tienes a tu disposición para mantener activo tu dispositivo.

En este artículo, exploraremos diferentes métodos para desactivar la suspensión en Windows 10 según tus necesidades. Te mostraremos cómo ajustar las configuraciones de energía y personalizar la opción de suspensión según tus preferencias. También te daremos consejos para evitar que tu computadora se suspenda automáticamente cuando estás trabajando en proyectos importantes o reproduciendo contenido multimedia. Además, te explicaremos cómo utilizar atajos de teclado y comandos de PowerShell para desactivar temporalmente la suspensión y mantener tu equipo funcionando sin interrupciones. No te pierdas este completo tutorial donde aprenderás todo lo necesario para quitar la suspensión en Windows 10 y aprovechar al máximo tu sistema operativo.

¿Cómo quitar el modo de suspensión en Windows 10?

Para quitar el modo de suspensión en Windows 10, sigue estos pasos:

1. Abre el menú de inicio de Windows haciendo clic en el botón de inicio en la esquina inferior izquierda de la pantalla o presionando la tecla de Windows en tu teclado.

2. En el menú de inicio, haz clic en el icono de Configuración (representado por un engranaje) para abrir la aplicación Configuración de Windows.

3. Dentro de la aplicación Configuración, haz clic en «Sistema».

4. En la página de Configuración del sistema, selecciona «Alimentación y suspensión» en el panel izquierdo.

5. En la sección «Suspensión», verás una lista desplegable junto a «Cuándo se suspende el PC». Haz clic en la lista desplegable y selecciona «Nunca» para desactivar completamente el modo de suspensión.

6. Una vez seleccionada la opción «Nunca», el modo de suspensión estará desactivado en tu computadora con Windows 10.

Recuerda que al desactivar el modo de suspensión, tu computadora no se pondrá en estado de suspensión automáticamente, lo cual puede resultar útil si deseas mantenerla encendida durante períodos prolongados de tiempo.

Es importante destacar que, al desactivar el modo de suspensión, tu computadora consumirá más energía cuando no esté en uso. Por lo tanto, si deseas ahorrar energía y prolongar la duración de la batería en laptops, te recomendamos activar nuevamente el modo de suspensión cuando sea necesario.

¿Cómo quitar la suspensión de un ordenador?

Para quitar la suspensión de un ordenador en Windows, puedes seguir estos pasos:

1. Haz clic en el botón Inicio y selecciona Configuración.
2. En la ventana de Configuración, haz clic en Sistema.
3. Selecciona Alimentación y suspensión en el menú de la izquierda.
4. En el apartado de Suspensión, elige la opción Nunca en el menú desplegable.
5. También puedes ajustar el tiempo de suspensión del monitor en el apartado de Suspensión del monitor.
6. Una vez que hayas realizado los cambios, puedes cerrar la ventana de Configuración.

Recuerda: Al desactivar la suspensión, tu ordenador no se apagará automáticamente cuando no esté en uso. Esto puede afectar a la duración de la batería en portátiles y el consumo de energía en ordenadores de escritorio. Considera las necesidades de uso y el ahorro de energía antes de desactivar la suspensión.

¿Cuando mi PC se suspende no vuelve a encender?

Si tu PC no vuelve a encender después de entrar en suspensión, podría haber varias causas posibles. Aquí te menciono algunas soluciones que podrían solucionar el problema:

1. Verifica la configuración de energía: Asegúrate de que la configuración de energía esté correctamente configurada para permitir que la PC se encienda después de entrar en suspensión. Para hacer esto, ve a «Panel de control», luego «Opciones de energía» y selecciona una configuración que permita el reinicio automáticamente tras la suspensión.

2. Actualiza los controladores: Los controladores desactualizados pueden causar problemas al reanudar desde la suspensión. Visita el sitio web del fabricante de tu PC o del fabricante de los componentes específicos de tu PC (como la tarjeta gráfica o la tarjeta de red) y descarga las últimas versiones de los controladores.

3. Verifica los dispositivos externos: Algunos dispositivos externos conectados a tu PC, como impresoras, cámaras web o discos duros externos, pueden interferir con la capacidad de tu PC para reanudarse después de la suspensión. Intenta desconectar todos los dispositivos externos y verifica si el problema persiste.

4. Realiza un análisis antivirus: Un malware o virus en tu sistema puede afectar su capacidad para reanudar desde la suspensión. Ejecuta un análisis completo del sistema utilizando tu programa antivirus para asegurarte de que no haya infecciones.

5. Reinicia la configuración de energía: Si ninguna de las soluciones anteriores resuelve el problema, puedes intentar restablecer todas las configuraciones de energía a los valores predeterminados de fábrica. Para hacer esto, ve a «Panel de control», luego «Opciones de energía» y selecciona «Restaurar la configuración de energía predeterminada».

Si ninguna de estas soluciones soluciona el problema, te recomendaría buscar ayuda adicional en foros especializados de Windows o contactar al soporte técnico de tu fabricante de PC para obtener asistencia personalizada.

¿Cuál es el botón de suspensión en el teclado?

El botón de suspensión en el teclado de Windows es la tecla «⏻» o «Pausa». Esta tecla puede tener diferentes nombres y ubicaciones según el modelo de teclado, pero generalmente se encuentra en la parte superior derecha del teclado, junto a las teclas de Bloqueo de mayúsculas y Bloqueo numérico.

Es importante destacar que no todos los teclados incluyen esta tecla, especialmente en laptops o dispositivos móviles donde se pueden utilizar combinaciones de teclas alternativas para realizar la misma función.

La función de suspensión permite poner el equipo en un estado de bajo consumo de energía, donde se pausan todas las actividades y se apaga la pantalla para ahorrar energía. Al pulsar la tecla de suspensión, el sistema operativo guarda el estado actual y luego entra en ese modo de suspensión, permitiendo reanudar rápidamente todas las tareas y aplicaciones al volver a encender el equipo.

Es conveniente utilizar la suspensión cuando se desea dejar el equipo temporalmente sin utilizar, pero sin apagarlo por completo, ya que permite reducir el consumo energético y acelerar la reanudación al volver a utilizar el equipo.

Recuerda que también puedes acceder a la función de suspensión desde el menú de inicio de Windows, haciendo clic en el icono de inicio y seleccionando la opción «Suspender» o «Apagar» y luego eligiendo la opción de suspensión.

Deja una respuesta